La existencia de Dios es tan irrefutable como una verdad matemática

La existencia de Dios es tan irrefutable como una verdad matemática y si todo necesitase ser creado o dependiente la creación no existiría, por lo tanto existe una entidad eterna en tiempo infinito, creador sin creador, que lo sabe, experimenta y entiende todo y no olvida porque creó el olvido y el recuerdo, porque todo proviene de si mismo porque nada existió antes. Negar la existencia de Dios es negar arrogantemente la propia existencia, que yo no he creado la creación, que existe una entidad superior que sabe más que yo. El ateo presume de la racionalidad, apertura de mente,  honestidad de la que carece. Puedo probar la existencia de Dios cuando la primera teoría sobre Dios basada en la logica, pensamiento racional, filosofia, sea conocida acabando con el ateismo y la religión, desplomando la tasa de mortalidad y aumentando el bienestar de Dios, porque la verdad acaba con la mentira.