Artículo sobre la adicción.

Supongo que generaciones futuras entenderán lo absurda que es esta humanidad que piensa que la adicción es una enfermedad del cerebro mientras muere por odio. El mentiroso no corrige la equivocación porque es malintencionado. Si se vive de buena fe se agradece ser corregido para desistir del error. El mentiroso cree la mentira que hace daño y no se cree la verdad que tiene sentido, porque concuerda con la realidad. Soy un adicto en recuperación sobreviviente de la psiquiatría. El único denominador común de todos los adictos de cualquier condición social y distinción es que son notables mentirosos. Para probar que he descubierto la cura de la adicción desplomando el número de casos y mortalidad solo se necesita que se publique o sea noticia una sola frase, “la adicción es la psicología de un mentiroso”. Todos tomamos drogas ¿quién no ha probado el alcohol o el tabaco? Yo he descubierto quien se engancha. Las drogas no causan adicción y solo el mentiroso se engancha y solo el honesto se desengancha. La tragedia de la adicción es hijos que se vengan de los padres una herida sufrida en la infancia, o trauma, aprendiendo del ejemplo, anunciándose como víctimas para esconder el odio y hacer daño a los demás. La adicción aparece en hogares con falta de amor, divorcios, abuso, arrogancia, gritos, desatención, odio. La mentira se origina en la mentira, del odio nace odio. La cura de la adicción es la honestidad, el amor, la verdad, el perdón, vivir acorde con la realidad de la vida (cómo son las cosas, no cómo nos gustaría que fuesen) Adicto es el tonto que no responde a la pregunta ¿por qué lo haces? porque es tontería, hacer daño porque sí. ¿Cómo se puede defender a capa y espada que la adicción es una enfermedad cuando nunca se ha encontrado o detectado con parámetros biológicos esa enfermedad, que el tonto no se da cuenta tener? que siendo altamente mortal dicen ser incurable pero tratable hablando y escuchando o yendo a reuniones de Alcoholicos anónimos y de la que se recuperan adictos sin ningún tratamiento. Se dice que la enfermedad de la adicción hace a las personas mentirosos y los adictos mienten para justificar su comportamiento o consumo de drogas. ¿Puede esta teoría explicar por qué jugadores de fútbol adictos como Maradona, George Best o Wayne Rooney no pasan el balón egoístamente, engañan, hacen daño a otros jugadores y son expulsados por el árbitro? El infierno de la adicción es la voluntariedad del comportamiento, que genera sentimientos de culpa, vergüenza, ridículo, absurdo y otra psicología desagradable. Los psicólogos son unos charlatanes por un salario que cuentan lo que mentirosos desean escuchar y no saben distinguir la mente de una enfermedad del cerebro, una persona honesta de una peligrosa y realidad de ficción. Lo sé porque estuve en un hospital mental internado indefinidamente considerado peligroso siendo medicado antipsicóticos a la fuerza por ingenuamente contar una fantasía a psiquiatras y psicólogos. El colectivo de psicólogos farsantes ataca al capitalismo y otras formas de libertad como el uso de drogas fomentando los problemas psicológicos (controlando, imponiendo, restringiendo nuestra naturaleza libre) que fingen atajar. Estudiar es adquirir información con espíritu crítico, sin creer ciegamente, para aprender, conocer, entender la verdad y poder cambiar la realidad, vida, a nuestro gusto, y de ese modo poder vivir mejor. Saber que la adicción es la psicología de un mentiroso otorga el poder para sanar al adicto. Saber es poder. Los padres de adictos, así como el resto de la humanidad, están silenciando el descubrimiento de la naturaleza de la adicción. Y ya cuando dices que el conocimiento podría acabar con la guerra en Ucrania y otras porque los padres salvarían a sus hijos si fuesen honestos es entonces cuando la información no se comparte ni de coña. La verdad está estancada entre mentirosos.

Sufro de depresión incapacitante extrema, ansiedad furiosa, que está afectando a mi salud física porque mente es cuerpo. Mente sana en cuerpo sano y cuerpo sano en mente sana. No me dan voz en ningún medio de comunicación del mundo y declaro haber descubierto la cura de la adicción hace muchos años. La verdad obvia es la adicción es la psicología de un mentiroso y la realidad es evidencia. El único denominador común de todos los adictos de cualquier condición social y distinción es que son notables mentirosos. Solo los mentirosos se enganchan y solo los honestos se desenganchan. El victimismo, odio, se transmite íntergeneracionalmente de padres mentirosos a hijos que vengan una herida sufrida en la infancia, o trauma, aprendiendo del ejemplo. La adicción se lleva en familias, de tal palo tal astilla. Voy solo alienado entre tontos en mi búsqueda de alguien que entienda la importancia para el bienestar de la humanidad del conocimiento que está siendo impedido. Me considero el más grande psicólogo de todos los tiempos sin un renglón en una página de Wikipedia porque los psicólogos no están interesados en psicología, los periodistas en noticias y la humanidad en la vida. What would you answer if someone told you “I have discovered the cure to addiction and i can prove it dropping addiction and mortality rates when my theory is known”? I am, therefore i was created or always existed. My parents created me and a creator need to be created or always existed therefore I always existed, impossibility possible miracle God created with and without creator, one and multiple. We are God, ourselves for eternity til endless death when all die. To witness a miracle the truth addiction is the psychology of a liar needs to be known. La recuperación de la adicción es el patito feo que se convierte en cisne, una mejor persona, más honesta, sí misma, mientras los patos que se burlan de su fealdad siendo feos como él no quieren la belleza de salir del pozo, riéndose de sí mismos, mintiendo. La adicción es la psicología de un mentiroso y los padres de adictos, así como psicólogos y el resto de la humanidad, están impidiendo el conocimiento. El único denominador común de todos los adictos de cualquier condición social y distinción es que son notables mentirosos. La adicción a las drogas afecta predominantemente a jóvenes sanos y criminales que se oponen a la venta barata, disponible, segura de las sustancias que toman para ser víctimas de sí mismos ocultando el odio que se originó en trauma, una herida sufrida en la infancia que se decidió vengar aprendiendo del ejemplo, que perjuran no poder controlar socavando la libertad, bienestar, felicidad de todos. La psicología científica ha confundido la mente atormentada de un mentiroso con una enfermedad del cerebro que el tonto no se da cuenta tener. La adicción es una identidad, máscara, mentira, odio, celos, envidia, arrogancia, soberbia, avaricia, brutalidad, querer mal a los demás. Ayudar a los otros cuando no cuesta nada, crea valor, riqueza, bienestar, felicidad de la nada imposibilidad posible milagro Dios. ¿Se entiende la importancia del descubrimiento de la cura de la adicción? Soy un sobreviviente de la psiquiatría en recuperación. Fui maldiagnosticado psicótico sin experimentar alucinaciones o delirios y encerrado indefinidamente en un hospital mental con engaño siendo forzado a tomar antipsicóticos hasta que un psiquiatra que no sabe distinguir una persona honesta de una peligrosa, realidad de fantasía o una enfermedad de la mente decidiese, por haber declarado que había descubierto la naturaleza de la adicción, Dios y el dinero, siendo el más grande psicólogo y economista de todos los tiempos, imposibilidad posible milagro Dios, fumar 24/7 fuera del trabajo cannabis y fantasear con secuestrar un médio de comunicación bajo la amenaza de una espada samurai para revelar mi conocimiento a la humanidad. Si no puedes contar una fantasía violenta a tu psiquiatra para qué están?

Yo fumaba aproximadamente 40 porros al día y noche, máxima intensidad. Vivía fumado fuera del trabajo, y nunca tuve alucinaciones. La marijuana no causó esquizofrenia.

Se ha pensado erróneamente que somos diferentes, que los adictos y otras personas afectadas por problemas mentales no son como los demás neurológicamente. Todos compartimos una misma mente aunque nuestra psicología, experiencias, pensamiento, vida, es única. Si tuviéramos las mismas experiencias y tomásemos las mismas decisiones, que es una imposibilidad, nuestra salud mental sería igual. Ser honesto o mentiroso afecta a nuestra mente, generando sentimientos, emociones, sensaciones, psicología, que pueden ser controlados desensibilizandonos. Un niño inocente sufre y experimenta la muerte de un animal de una forma diferente a un adulto mentiroso.

the obvious truth is that addiction is the psychology of a liar. What would you do with the information? Do you understand the importance of the discovery of the cure to addiction? I am not given a voice in any news media in the world. Do you care? Parents of addicts don’t. What hope do i have?

Addict is synonymous of liar. Drug and other addiction are a behaviour that are a manifestation of the psychology of a liar. Addicts are victims of themselves so as to conceal the hatred and hurt others.

%d bloggers like this: